<$BlogRSDUrl$>

miércoles, septiembre 27, 2006

Oh, oh, oh, tell me,
When did the water surround me?
And tell me, is that, is that love?

Just tell me the truth
it makes me feel better,
Love in your eyes, it makes me feel better.

(The Delays -- "Valentine")




Con recuerdos algo borrosos de una primavera.
Pero bien es sabido que yo siempre guardo buenos recuerdos.
Y que todas las vueltas que he dado me han servido para crecer.
Y firmo ahora mismo si me dicen que esas eran todas las vueltas que tenía que dar.
Ha costado volver a caer en Sigur Ros, y que sorpresa tan agradable al notar que me transmitía eso, buenos recuerdos. En su día me costó volver a escuchar a Los Planetas, pero estos tienen canciones y canciones, y entonces reponerse es más fácil.
Pero la banda sonora más completa es la que se hace en el presente, que tiene un poco de todo, y todo tan perfecto.
Y la indiferencia que siento hacia el pasado, provoca que quede atrás fotografiado en un álbum de fotos que utilizaré cuando tenga que buscar una referencia o contar una anécdota.
Subí mil veces a una montaña desde la que divisaba toda la ciudad. Esperé mil tardes una llamada telefónica. Sonreí mil veces ante una mentira. Me divertí como la que más riéndome hasta de mí misma. Y lloré junto a mi almohada. Crecí. Y me sentí por más de un momento la protagonista de una canción. Sí, eso sucedió en tu historia, y en aquella otra, y en la de más allá.
Igual que la gente que me dio la espalda cuando ya no les servía. Sucedáneo de amistad, igual de vomitivo que el de amor. Ahora me río de ellos, y se nota. Porque a diferencia de otras personas, yo sé sobrevivir a las adversidades. Y sí, a ellos los llamo adversidades, por saber dar la espalda tan bien. Por preocuparse tanto de si Irene lloraba o no. En fin, que es cierto lo que dicen, la gente que está para lo bueno y para lo malo es bien poca.
Ahora hay quien pretende que le preste atención después de no habérmela prestado a mí. Adiós amigos, adiós. Ahora entiendo el significado de esa canción...
Ahora tengo un montón de cosas que nunca había sentido tener. Tarde? quizás. Hay a quien nunca le llegan.
La vencedora moral sigo siendo yo. A veces se gana, y a veces se pierde. Si se entiende eso, se entiende todo.
Y si nos ponemos a contabilizar, la fortuna está muy de mi parte.
No sé a quien dar las gracias. Al destino quizás. Por como me ha cuidado ultimamente. Todo escrito, todo pasa, todo acaba por pasar.
Y ahora desde mi estrella, que bonito se ve el mundo.
Todo lo que hago, lo hago por algo. Y salir tarde de trabajar no importa si voy a encontrarte. Y todo se sobrelleva mejor. Y tengo planes, y no me canso de planear. Y todas las sorpresas son buenas. Y se duerme mejor sabiendo que el primer pensamiento que voy a tener cuando me despierte será positivo y correspondido.
Pudiendo tocar el cielo, no sé porque me empeñaba en descender a los infiernos.
Después de tanto dolor, la vida me sonríe.
Y al final va a ser cierto eso que dicen, que si esto va bien, todo va bien. Yo es que, disculpadme, pero aún no había tenido oportunidad de descubrirlo.

***

sábado, septiembre 02, 2006

if you win me I'm forever - oh yeah!
'cause you're the storm that I've been needing
and all this peace has been deceiving
I like the sweet life and the silence
but it's the storm that I believe in
(The Cardigans -- "You're the storm")
El amor: Indefinible. Modo de apreciar a otra persona a través de sus experiencias, y de las tuyas, y de las vuestras en común.
El subidón después de una temporada de soledad.
Una hormona que segrega el cerebro.
La amistad: La que se cuenta con los dedos de una mano. La confianza más absoluta. El no fallar y estar ahí. Y quedarse ahí.
La maldad: Eso que rara vez he conocido. Capacidad de enfrentar lo inenfrentable (no sé si existe esta palabra). El ensañarse. El buscar la parte oscura donde no la hay.
El orgullo: Lo que nos pierde a todos. En mayor o menor medida. Lo que nos lleva a juzgar sin saber y sin conocer. Lo que se nos hiere si somos juzgados. El juego de adivinar quien se rebaja y quien no hasta niveles insospechados.
El equilibrio: Es imposible. Pero si se busca se encuentra. Buscad y dejad buscar.
Eso.

***

miércoles, agosto 16, 2006

One baby to another says
-I'm lucky to met you.
I don't care what you think
Unless it is about me
It is now my duty to completely drain you
I travel through a tube
And end up in your affection

("Drain you" -- Nirvana)

Recuperé el aliento después de un largo tiempo.

Después de equivocarte cien mil veces, algo tiene que empezar a mejorar, no?.

Tardé muchísimo en aprender a valorar y a valorarme de nuevo. Pero al final cada uno encuentra lo que busca.
Ya nadie se ríe de mí, porque he conseguido el poder de contraatacar estos ataques. Porque en ese sentido, he crecido, y ya no me equivoco.
Prefiero que se conozca la Irene borde, que a la Irene buena. Se acabó el chollo amigos.

Hizo falta que nada pudiera ir a peor para que empezara a mejorar. Dicen que va así. Y no me importó pasarlo mal, si luego me compensa como parece hacerlo.
Es el cuento de siempre. Hay que besar a muchas ranas para dar con tu príncipe azul. Y andar por ahí besando ranas no siempre es agradable, no.
Pero el día que por fin besas a tu príncipe azul, simplemente lo sabes.

Ahora digo "te quiero" y lo digo sin miedo. Y no sabeis el cambio que supone ese simple detalle. Con todo el ruido de fondo, y de repente desaparece todo el mundo.

Las cosas se pusieron de acuerdo para parecer en una sola semana que mi mundo llegaba a su fin. Y resulta que la respuesta estaba más cerca de lo que yo me pensaba.
A veces la gente no tiene ningún cuidado de hacer daño a otra gente. Casualmente, para esa vez yo ya estaba más que protegida. Y más que involucrada en algo que aún no creía posible.

Lo quería todo, y lo que no sabía, es que todo lo que quería ya lo tenía.

Habrá decenas de personas, que, aisladas, aún piensan que he estado triste y hundida.
Y no saben que estoy subida a la estrella más alta de mi firmamento.

Y no es que las cosas cambiaran en una noche, ni en un Fib, ni en un año. Las cosas cambian desde el mismo momento en que están predestinadas a cambiar y a llegar a encontrarse.

Es increíble como una sola persona puede eclipsarlo todo. Como, con sólo una confirmación de lo que siente, se borra absolutamente toda historia que yo creara con anterioridad en mi cabeza.
Desaparece. Se acaba. La verdad es esta, y empieza ahora.

¿A quien le hice creer que era único y especial?. Porque era tan mentira como la que se me hacía creer a mí.

La persona única y especial estaba ahí, pero quien lo iba a decir.
Y yo tenía que hartarme de besar ranas para darme por vencida.

Y ahora, mientras me dejen, voy a dedicarme a ser la persona más feliz del mundo.



***

viernes, junio 30, 2006

You felt as if you had just woke up
And you said: “this is the first day of my life
I'm glad I didn’t die before I met you
But now I don’t care I could go anywhere with you
And I’d probably be happy”

(Bright eyes -- "First day of my life")



El ser humano debe ser masoquista por naturaleza. Y ese debe de ser el motivo por el cual me dedico a rellenar los espacios en blanco de los últimos días con canciones que se quedan a milímetros de hacerme llorar. Ya sea por tristes o por bonitas. Todas revuelven algo en mi interior que duele.
Es posible que esté en un momento de esos en los que me gustaría cerrar los ojos, taparme los oídos, agachar la cabeza y chillar muy fuerte. Estoy segura de que después me sentiría mucho mejor.
Es posible que el mundo vaya a un ritmo distinto al mío.
Es posible que todas las personas que me han tratado de impulsiva y soñadora en los últimos tiempos tengan razón.
Con 20 años es bastante normal que no se sepa todo lo que se sabe con 30. Yo me estoy dando cuenta de que realmente no sé nada. Que no entiendo lo que pasa.
Quizás persigo un ideal de perfección y eso no hace más que ponerme las cosas difíciles.
Estoy harta de ilusionarme con cosas nuevas, harta. Harta de ser utilizada contra el aburrimiento, y olvidada cuando ya no hace falta.
Me planteo qué tengo yo de malo o de bueno para no ser el tipo de chica por el que alguien lo dejaría todo. Esas chicas existen, yo las he visto. Pero yo tengo la cualidad contraria, supongo.
Que nada sirva de nada, me hará insensible, posiblemente.
A pesar de todo me alegro de las cosas que mejoran con el tiempo, porque todo se transforma, no se destruye. Y también me alegro de quejarme aún cuando las cosas no van mal, es mi vicio, ya se sabe.
Pero ahí está esa espina, hay más de una persona que merecería que le dijera: “I'm glad I didn’t die before I met you". Pero aún no me he creído que alguien me lo dijera a mí.



***

domingo, junio 18, 2006

Will you be my lover?
will you be the one?
will you be like no other
for how long?

(Suede -- "Untitled")


Escuchando el "A new morning" de Suede. Supongo que he de admitir que no es su mejor disco, pero no deja de emocionarme y ser muy especial para mí, y entre sus letras no dejo de encontrarle segundos sentidos que me hacen automáticamente feliz.

Hace mucho que no me pongo un CD en la minicadena de mi cuarto y me tumbo en la cama a simplemente escucharlo, o como mucho a escribir de mientras. Me recuerda a mi adolescencia, a las tardes en blanco después del instituto, antes de que la llegada de internet a mi vida modificara tantas cosas. Entonces vivía en un mundo pequeñísimo, compuesto siempre de las mismas personas, a cual menos interesante. Soñaba con cómo sería mi vida cuando creciera. Qué complicaciones viviría, y qué alegrías. Qué tipo de gente conocería, y cómo influiría ésta en mi vida. Dónde pasaría las noches de los sábados o cómo serían mis tardes después de las clases, si es que finalmente iba a la universidad para básicamente alargar mi vida de estudiante.
Años luz han pasado. Y yo he cambido tanto que de la adolescente preocupada por el futuro sólo queda el nombre y los mismos miedos. Pero mi entorno aún ha cambiado más, y de un pequeño mundo monótono y monocromo he pasado a un mundo cien mil veces mejor al que pude jamás soñar. Y la gente que conozco me parece cada vez más interesante y me da tantas vueltas que puedo incluso elegir o aburrirme de ella cuando me da.

Sin querer me escucho un día hacer balance de mi etapa de los 18 a los 20 años como una etapa ya cerrada, llena de frenesí y curiosidad. Y es como si se abriera otra quizás más calmada, aunque no en mi cabeza.
Con otras dudas y otros miedos que cada vez asustan más y que cada vez controlo menos.
Y si por un momento cerrara los ojos y los volviera a abrir, y en esta misma cama la colcha dejara de ser azul marino para ser aquella de flores que tenía, y mi pelo volviera a ser rubio claro, y en vez de escribir esto para mi blog lo estuviera escribiendo para mi diario que nunca nadie vería y probablemente perdería entre todos los papeles inútiles guardados en mi armario, y en vez de divisar una carpeta de la UAB en mi mesa divisara un libro de Ha. del arte de Bachillerato porque mañana tuviera un parcial, y esas Converse rosas fueran unas bambas cualquieras de la Pull&Bear a 30€, y probablemente estuviera escuchando el mismo CD, supongo que pediría por todos los medios volver al presente. Pese a que los problemas que rondan mi cabeza sean reales y no simplemente las fantasías que tenía entonces imaginándome cómo sería alguna vez mi vida adulta.

Un día alguien me dijo convencida, que prometía, que yo estaba aquí para hacer grandes cosas.
Pero es que no hay cosa más grande que conseguir que tu vida, sin ser perfecta, sea exactamente cómo soñabas.

***

domingo, mayo 28, 2006

I just wanted to be your housewife
All i wanted was to be your housewife
I'll iron your clothes
I'll shine your shoes
I'll make your bed
And cook your food
I'll never cheat
I'll be the best girl you'll ever meet

I'll always be by your side
Even when you're down and out...

("By your side" -- Cocorosie)


Hubo un tiempo, hace ya, que me dio por escaparme de algo. Pero se está muy bien aquí expuesta a todo. Me he dado cuenta de muchas cosas, la más importante es que si no dejas que las cosas pasen por su curso normal, es cuando salen mal.
He salido, muchas veces, me he arriesgado, no me he escondido de nada, y aquí estoy.
Consejos equivocados en todas partes, y yo me tapo los oídos y sigo adelante.
Casi me mato al golpearme contra el suelo hace ya mucho. Y después empecé a pensar que me moriría igualmente de pena. Todo por no escuchar consejos de gente que sin duda, había vivido bastante más que yo.
Y como viviendo un argumento cíclico, regresé a una época de avalancha de consejos. De no escuchar y no ver, me di cuenta de que ni queriendo aprendo a comportarme como se supone que debo.
Se puede llorar por impotencia, y puede parecer que te pierdes otra vez por el camino. Pero otra vez me mantuve en mi línea de no saber buscar soluciones.
Soluciones a problemas en los que me meto yo sola. No soy fría, lo siento, me gustaría a veces, muchas cosas serían más fáciles así.
Pero no conozco el olvidarme de la gente, o el no valorar las cosas. La gente que puede, a la larga sale ganando, no sufre tanto. Pero yo me he disfrazado de femme fatale mil veces para acabar siendo una víctima de mí misma. Así que voy a empezar a reconocerme a mí misma que no soy así. No soy una piedra, menuda novedad. A partir de este descubrimiento espero aprender a pensar las cosas dos veces.
El caso es que gracias a desatender a razones, ahora me siento muy feliz.
Ni de lo bueno ni de lo malo me arrepiento. Y lo malo me empieza a parecer muy bueno. Y puede que haya llegado a un punto de equilibrio que vengo soñando desde hace mucho.
Y de repente me siento la protagonista buena de la película, a la que todo parece torcérsele al principio, pero que al final se le arregla y sale ganando en un final nunca imaginado, pero ideal.
Levantarme cada mañana con una sonrisa empieza a parecerme real.
Y parece que puedo empezar a sentirme afortunada. Todo, absolutamente todo, ha merecido la pena. Yo ya lo sabía. Pero nadie más.
No se puede confiar en nadie que no seas tú. Al fin y al cabo, todos sabemos lo mismo de la vida, que es nada.
Puedes buscar y estudiar la situación, que al final las cosas salen bien cuando toca que salgan así.
Gratamente sorprendida, y feliz. El mismo destino se ha encargado de buscar soluciones a todo. Y así estaría bien que permaneciera.

***

lunes, mayo 15, 2006


If no one moves
Then nobody's gonna get hurt
Don't move,
'Cause nobody wants to get hurt.
You'll pray for proof,
I'm probably making this up,
It's true, I'm probably making this up

("Nobody Move, Nobody Get Hurt" -- We are Scientists)





Que poco falta para que llegue el verano. Que poco falta para que lleguen las incertidumbres. Si no es que hace tiempo que vivo una incertidumbre constante.
Mala cosa cuando dependen de tí, pero peor cosa cuando no.

Sentirte igual que en el mejor y peor momento de tu vida, impresiona. Te crees que sabes manejar tu vida hasta que te das cuenta de que no.

Y puede ser lo más dulce que he probado en mi vida, y puedo no tener esa suerte.

Cosas que parecían fuertes caen a mi alrededor.
Y yo me pregunto si ha llegado mi momento, no de caer, sino de todo lo contrario.
De dejar de ser ese segundo plano del mundo. De dejar de ser espectadora en ese aspecto.

Es que me conozco, conozco perfectamente mi comportamiento. Conozco esta especie de auto-anulación, y es peligrosa. Porque todo lo bueno que consigo a través de ella, después se vuelve en mi contra. Y tengo que volver a recomponerlo todo. Y quién sabe si realmente se puede.

Hoy en lo más alto, mañana ya no. Y venga, apáñate.

Pero es como si lo hubiera soñado. Con la misma perfección que un sueño. Y quiero vivir ese sueño, y no quiero pensar que hago mal, y lo peor de todo, no quiero despertarme de repente.

No planeo nada, porque no puedo, porque hace ya un tiempo que no puedo planear nada ya que no sé qué será de mí incluso a corto plazo de tiempo.

Pero de todo esto y lo demás, me quedo con que a mí no se me borra de la memoria una frase buena de una canción, una mirada intencionada, ni un atardecer bonito.

***
Powered by TagBoard Message Board
Name

URL or Email

Messages(smilies)

The WeatherPixie El tiempo en Bcn

This page is powered by Blogger. Isn't yours?